Glutatión: La “Droga Natural” sin descubrir

CONSULTOR INDEPENDIENTE DE IMMUNOTEC HUGO AGUILAR ID 352885

Oficina Tel:01(33)17291092 Celular:(045)333190-3929 info@cisteinabioactiva.com mándanos correo o llámanos y nosotros te regresamos la llamada a toda la república mexicana y Unión Americana. para explicarte como te puede salir gratis el producto

Contáctanos o pregunta por alguna enfermedad dando clic aquí, para inscribirte, regístrate aquí

Patricia A.L. Kongshavn, Ph.D
Antigua Profesora: Departamento de Medicina, Universidad Mc Gill, Montreal, Canadá

Article 10Un reciente comunicado de prensa emitido por las CBS resaltaba la necesidad de un “medicamento universal o que sirva para todo” que sea capaz de combatir cualquier germen o químico tóxico emitido por las fuerzas hostiles. En general, la idea era reforzar las defensas que ya poseemos, en particular las del sistema inmunitario con el fin de combatir las enfermedades y el cáncer. La CBS hizo una breve mención de dos sustancias, la cisteína y el glutatión que merecen una atención mucho más amplia. El glutatión es una sustancia clave que se encuentra en cada célula de nuestro cuerpo y que pudiera pasar como un “medicamento universal naturalmente producido” ¡y sin efectos secundarios adversos! Es el antioxidante celular más importante, que neutraliza los “radicales libres” que de otra forma dañarían o destruirían las células. Durante el metabolismo, cuerpo produce radicales libres y bajo cualquier forma de estrés, tal como intoxicación química o infecciones bacteriológicas, el cuerpo genera muchos más. Si el abastecimiento de glutatión no es suficiente, estos radicales libres pueden arrasar con las células. La exposición a la radicación solar o de otras fuentes puede también resultar en la producción de radicales libres altamente reactivos que nuestros cuerpos necesitan eliminar. El glutatión también es principal agente desintoxicante de nuestro cuerpo; convierte las sustancias químicas dañinas (toxinas) en productos indefensos que el cuerpo puede eliminar fácilmente. Tales químicos incluyen sustancias cancerígenas, metales pesados, herbicidas, pesticidas, humo y otros contaminantes. De esta forma, el glutatión proporciona una importante protección contra muchos de los elementos peligrosos del medio ambiente. Para este propósito, el hígado es particularmente rico en glutatión y el sistema inmunitario es nuestra principal defensa contra las infecciones. Una vez más, el glutatión juega un papel de vital importancia ayudando al sistema inmunitario a funcionar óptimamente, algo que no podría ser posible si los niveles de glutatión se encontraran muy bajos. Por ejemplo, las células del sistema inmunitario (los linfocitos) no se podrían multiplicar de la misma manera, no podrían producir tantos anticuerpos y no podrían eliminar tantas células indeseables, como las cancerígenas o las infectadas con virus. La deficiencia de glutatión también puede afectar otros sistemas y órganos tales como los pulmones, el sistema nervioso y el aparato digestivo. Se ha comprobado que existen varios desórdenes médicos asociados con la deficiencia de glutatión; esto incluye debilitamiento por el cáncer o el SIDA, algunos desórdenes intestinales, enfermedades pulmonares, síndrome de sobre-entrenamiento en los atletas y trauma. Además, al aumentar nuestra edad, los niveles de glutatión bajan lo que sin duda explica, parcialmente, la menor resistencia de las personas mayores a las enfermedades. El glutatión es una proteína muy pequeña producida en el interior de las células a partir de tres aminoácidos obtenidos de nuestros alimentos o de suplementos. Uno de los tres aminoácidos, la cisteína, da sus propiedades antioxidantes y desintoxicantes al glutatión. Este aminoácido es relativamente escaso en los alimentos y puede llevar a deficiencias de glutatión, incluso en personas saludables. Por ejemplo, un estudio demostró que al consumir un producto rico en cisteína como el Immunocal, los valores de glutatión aumentaban en un 35.5% en los linfocitos de jóvenes adultos normales (ver referencia abajo). Se ha documentado muy bien el hecho de que el glutatión que se vende como suplemento dietético es básicamente destruido durante el proceso digestivo y por lo tanto es de poca utilidad para el cuerpo. La cisteína misma es tóxica y sufre la misma suerte que el glutatión a menos que sea químicamente modificada. Los médicos utilizan la acetil-cisteína N como suplemento pero tiene ciertos efectos secundarios desagradables, incluso en dosis moderadas. Por lo tanto, la mejor fuente para suplementar el nivel de cisteína son los alimentos ricos en cisteína. Se encuentra normalmente presente en los alimentos como la forma estable, cistina (2 moléculas de cisteína enlazadas). Nuestro cuerpo digiere, absorbe y transporta la cistina hasta las células en las que se separan y se convierten en cisteína. Visto que el calor o el estrés mecánico divide fácilmente la cistina en cisteína (y ésta es destruida por el proceso digestivo), los alimentos crudos y sin procesar o suplementos alimenticios especialmente altos en cisteína bioactiva (cistina) realmente constituyen la mejor fuente de este aminoácido vital. Hace sesenta años, Florey y Fleming revolucionaron el tratamiento médico de las infecciones con el descubrimiento de los antibióticos que actúan contra un amplio rango de bacterias. El glutatión, un “medicamento natural” tal vez de la misma manera pueda aportar una significante contribución para que podamos defendernos nosotros mismos contra el creciente número de peligros biológicos y químicos a los que nuestra sociedad tiene que enfrentarse en estos días.

Referencias:
Lands L.C., Grey V.L., Smountas A.A. Effect of supplementation with a cysteine donor on muscular performance. J Appl Physiol 87:1381-5, 199

Deja un comentario

Post Navigation