¿Qué es el Glutatión?

CONSULTOR INDEPENDIENTE DE IMMUNOTEC HUGO AGUILAR ID 352885

Oficina Tel:01(33)17291092 Celular:(045)3331423296 info@cisteinabioactiva.com mándanos correo o llámanos y nosotros te regresamos la llamada a toda la república mexicana y Unión Americana. para explicarte como te puede salir gratis el producto

Contáctanos o pregunta por alguna enfermedad dando clic aquí, para inscribirte, regístrate aquí

¿Qué es el Glutatión?

Glutatión en el termino genérico para el Sulfidril de Glutatión, abreviado GSH. El GSH es un tripéptido (una proteína muy pequeña) que se produce naturalmente en el organismo, donde es conformado en base a las moléculas individuales de sus 3 componentes: Glicina, Ácido Glutamico y Cisteína. De estos 3 aminoácidos la Cisteína es la mas dificil de encontrar, este elemento es el mas importante de los 3, cuando las células contienen Cisteína pueden producir el Glutatión eficazmente.

Sin embargo, este aminoacido generalmente esta ausente o deficiente en nuestra alimentacion, aun asi es necesario proveerlo al cuerpo. La Cisteina no es capaz de sobrevivir el viaje de la boca a las celulas a menos de que forme una proteina mas grande.

El Glutation es el antioxidante maestro, la efectividad de otros antioxidantes como la vitamina C y E dependen del Glutation. Por tanto una deficiencia en el Glutation produce una oxidacion celular, declive del organismo y la salud. De hecho la vida depende de el. Sin el, las celulas se desintegrarian a causa de la oxidacion.

El sistema inmunologico depende completamente del Glutation para funcionar correctamente, particularmente en la creacion de linfocitos T, la principal linea de defensa del organismo contra bacterias, hongos, virus parasitos, carcinogenos, etc. Una deficiencia en el Glutation debilita al sistema inmune dejandonos susceptibles a enfermedades y lo desequilibra provocando enfermedades autoinmunes.

Una enorma cantidad de toxinas son eliminadas del organismo por el sistema enzimatico del Glutation, incluyendo metabolitos de medicamentos, contaminantes, carcinogenos y daños causados por la radiacion, de hecho una de las concentraciones mas altas de Glutation en nuestro cuerpo esta en el Higado, el mayor organo desintoxicante del cuerpo. Una deficiencia en Glutation produce un aumento en toxinas haciendonos propensos a desarrollar enfermedades cronico degenerativas (Cancer, Diabetes, Artritis, setc.)

Durante los ultimos 25 años se han publicado mas de 100,000 articulos medicos relacionados con esta proteina. Se sabe que el Glutation desempeña un papel esencial en la prevencion y tratamiento de cientos de enfermedades, entre ellas: Enfermedades cardiacas, Diabetes, Arritmias, Colesterol elevado, Asma, enfermedades respiratorias, Hepatitis, SIDA, Cancer, Parkinson, Alzheimer, Lupus, Fibromialgia, Artritis, etc.

Los Papeles del Glutatión
Veamos estos cuatro procesos críticos que dirige el Glutatión :
La ciencia médica ha descrito literalmente docenas de funciones que desempeña el glutatión en nuestro cuerpo. Sin embargo, lospapeles principales del glutatión pueden ser resumidos en el acrónimo siguiente:
A R D = E2
Estas letras quieren decir:

  • Antioxidante

  • Refuerzo Inmunológico

  • Desintoxicante

  • Energía

A – “Su Antioxidante Maestro”
Durante los últimos treinta años, los avances en el estudio de los antioxidantes han llegado al punto de desarrollar una nueva rama de la medicina llamada “Biología de los Radicales Libres”, la cual se concentra en el balance entre los oxidantes y los antioxidantes. Los científicos han profundizado en varios cientos de procesos patológicos diferentes en las que los antioxidantes desempeñan una función de vital importancia. Los anaqueles de las tiendas de alimentos naturistas y las farmacias están llenos de una amplia gama de productos antioxidantes. Sin embargo, a pesar de que estos antioxidantes, incluyendo la vitamina C y la E, son generalmente “naturales”, éstos no son naturales para su cuerpo. Si usted ingiere estas vitaminas, éstas no se encontrarán en sus células naturalmente. Debido a la importancia de los antioxidantes en cientos de procesos patológicos, uno se hace la pregunta: “¿Cuál es el antioxidante que nuestro cuerpo produce para defenderse de estos procesos?” El glutatión es el antioxidante más abundantemente producido en nuestro cuerpo. De hecho, la presencia de esta pequeña proteína es crucial para el funcionamiento de todos los demás antioxidantes que conocemos, haciendo que esto le otorgue el título de “Antioxidante Maestro”.

I – “Alimento para el Sistema Inmunitario”
Su sistema inmunológico está en la búsqueda constante de patógenos y antígenos externos (agentes que dañan las células y provocan toxicidad y enfermedad). Estos antígenos incluyen a los virus, bacterias, parásitos, hongos e incluso células pre-cancerígenas. Para neutralizar estos patógenos, el cuerpo necesita reservas listas de glutatión ya que si no cuenta con una cantidad suficiente, los invasores pueden penetrar infectando el cuerpo y/o contribuyendo al envejecimiento, a daños acumulativos a largo plazo y hasta a un posible cáncer. No podemos evitar enfermarnos y envejecer al mismo tiempo (aunque algunos científicos siguen detrás del viejo sueño de evitar el envejecimiento) pero sólo manteniendo altos nuestros niveles de glutatión intercelulares vamos a mantener nuestro sistema inmunológico en completa alerta y completamente armado. El Dr. Gustavo Bounous, descubridor de Immunocal, se ha enfocado en el glutatión como respaldo al sistema inmunológico. “El factor limitante para la actividad adecuada y la multiplicación de los linfocitos (glóbulos blancos) es el grado de disponibilidad del glutatión”. La investigación del Dr. Bounous en la Universidad McGill ha engendrado en todo el mundo otras numerosas investigaciones que examinan este fenómeno.

D – “Sistema de Desintoxicación”
El sistema de enzimas del GSH elimina miles de toxinas, incluyendo productos de degradación de las drogas, contaminantes, cancerígenos y daños por radiación. Es bien sabido que las concentraciones más altas de GSH se encuentran en el hígado, el principal órgano desintoxicante del cuerpo. El ser humano inhala e ingiere diariamente toxinas naturales y sintéticas y no hay manera de evitarlo, especialmente en estos tiempos modernos, con nuestras ciudades congestionadas y contaminadas y nuestros alimentos modificados genéticamente. Algunos estudios experimentales han demostrado que los bajos niveles de glutatión generan un funcionamiento deficiente del hígado y el riñón ocasionando que grandes cantidades de toxinas circulen por el cuerpo. Una vez allí, dañan continuamente células y órganos individuales. La lista de toxinas eliminadas incluye el humo de cigarrillo, las emisiones de los automóviles y metales pesados. Normalmente, los médicos emplean medicamentos para aumentar los niveles de glutatión en enfermedades críticas como en la sobredosis de acetaminofén y en el funcionamiento inadecuado severo del hígado.

E2 – “Llénese de Energía Usted Mismo”
Nuestras células son como pequeñas máquinas que funcionan las 24 horas del día. ¿De dónde proviene esta energía para alimentar esta actividad constante? La respuesta es bastante complicada pero la ciencia ha identificado estructuras diminutas entre nuestras células llamadas “mitocondrias” que dentro de la célula funcionan como baterías minúsculas. Al igual que cualquier fuente de energía, el resultado inevitable es la creación de productos de desecho. Literalmente, la mitocondria quema oxígeno y tiene como consecuencia sobrecargas y daños, y se encuentran limitadas en su habilidad para continuar funcionando a menos que se eliminen los productos de degradación como los oxirradicales. La sustancia principal producida por la célula para mantener el buen estado y eficiencia de la mitocondria es el glutatión. Esto se traduce en una mayor energía y fuerza. Por estos motivos, el aumento de los niveles de glutatión se ha convertido en el centro de atención de muchos estudios desde la medicina deportiva hasta la de tratamientos para el rejuvenecimiento.

¿Qué Provoca la PÉRDIDA de Glutatión (GSH)? 
Todos los días, nuestro cuerpo está expuesto a factores que hacen disminuir nuestros niveles de glutatión: el estrés, la contaminación, la radiación, las infecciones, los medicamentos, las dietas deficientes, el envejecimiento, las lesiones y la fatiga. Todo esto contribuye a la reducción del glutatión y esto, a su vez, lleva al envejecimiento celular, enfermedad y muerte. “La preocupación por mantener los niveles de glutatión pronto va a estar a la par con el mantenimiento de otros aspectos de la salud.”, comenta el Dr. Bounous.

Investigaciones sobre el Glutatión 
Durante los últimos veinte años, el volumen de las investigaciones sobre el GSH ha aumentado inmensamente. Una gran variedad de documentos teóricos, importantes experimentos de laboratorio, estudios epidemiológicos, proyectos animales y, lo más importante, pruebas clínicas con humanos, han relacionado los bajos niveles del glutatión con una variedad impresionante de enfermedades. Si no fuera por el peso y la credibilidad de las investigaciones, los escépticos podrían poner en duda la extensión de esta lista.

Los Pioneros del Glutatión
Muchas de las investigaciones sobre el glutatión y su relación con el sistema inmunológico fueron iniciadas por el Dr. Gustavo Bounous (descubridor de Immunocal) y el Dr. Wulf Dröge (desarrollador de Immunocal® Platinum) quienes en conjunto, han publicado cientos de artículos médicos. Un número significante de estos escritos han servido de base para muchos otros estudios y pruebas clínicas sobre el glutatión y la inmunología.

¿Porque no se puede consumir glutatión?

Glutatión (GSH) es una palabra que no es todavía muy familiar para todo el mundo. Sin embargo, visto que a la fecha existen más de 100.000 artículos científicos y médicos escritos sobre este tema, es uno de esos términos que con el tiempo se convierten en parte del lenguaje cotidiano. Una de las razones de la creciente popularidad del GSH es que tiene tantos beneficios para aquéllos que saben cómo aumentar los niveles de glutatión en su cuerpo.

Un mito común sobre el glutatión es que usted puede consumir glutatión y por consecuencia aumentar los niveles de GSH en su cuerpo. Esto no es verdad. Consumir alimentos o suplementos con glutatión no va a funcionar ya que en su mayoría terminará siendo desintegrado por el sistema digestivo y eliminado por el cuerpo. Visto que el glutatión se produce dentro de sus células, lo que se necesita hacer es proporcionarles los bloques constructores (“precursores”) del GSH a las células mismas. El precursor del glutatión más difícil de encontrar en nuestra dieta es el aminoácido “cisteína” que debe encontrarse en una forma que pueda sobrevivir el viaje desde su boca hasta sus células y esto no es tan fácil como pudiera parecer.

Es de vital importancia aclarar un aspecto particular en el asunto del glutatión. Cuando las personas se enteran del GSH, lo primero que se les ocurre es ir a la farmacia, comprarlo y empezar a “tomarlo”. Aunque se pueda encontrar como un suplemento, consumir el glutatión en sí tiene efectos casi nulos en su salud ya que es rápidamente desintegrado por el aparato digestivo y eliminado enseguida. El GSH debe ser producido dentro de sus células, que es justamente en donde se encuentra, en cada célula de su cuerpo. La única forma de conseguirlo de manera efectiva es proporcionando a su cuerpo los bloques constructores (precursores) que necesita para producir el glutatión por él mismo.

Algunos medicamentos de las farmacias, tales como el NAC (acetil-cisteína N) se han desarrollado para suministrar estos precursores, sin embargo, existen formas naturales de aumentar los niveles de glutatión. Las vitaminas C y E y el selenio apoyan indirectamente la función del glutatión. El cardo lechero (silimarin), el ácido alfa-lipoico y la cisteína L podrían tener efectos moderados. La forma natural más efectiva de aumentar los niveles de glutatión, según se ha descubierto por las investigaciones médicas, es alimentando al individuo con proteínas específicas ricas en cisteína tales como las que se encuentran en los aislados de proteína de suero no desnaturalizados.

Este tipo de enfoque natural para solucionar aspectos de la salud es un complemento ideal a la medicina tradicional que históricamente ha marginado la terapia nutricionista. La clave para cerrar este espacio entre la medicina occidental y la medicina natural reposa en el estudio apropiado de los suplementos a través de investigaciones sólidas.

 En la naturaleza, esta forma utilizable de la cisteína se puede encontrar en los huevos, pero los huevos deben estar crudos, de lo contrario las proteínas que contienen la cisteína son modificadas por el calor y pierden su eficacidad como “vehículo portador de cisteína”. Otra buena fuente podría ser la carne pero, de nuevo, la carne necesitaría estar cruda para que sea una fuente competente de cisteína. Además de un steak tartare bien preparado, las fuentes seguras de carne cruda no son muy abundantes. ¿Y los vegetales? ¡Adivinó! Las plantas crucíferas crudas constituyen una buena fuente pero tendría que comer grandes cantidades de brócoli con todas sus gaseosas consecuencias que su pareja tendría que soportar.

¡Un pequeño problema! Puesto que el glutatión interviene en tantas funciones importantes, incluyendo el abastecimiento de nuestro sistema inmunitario, la desintoxicación de una larga lista de contaminantes y agentes cancerígenos, además de actuar como antioxidante “maestro”, ¿cómo podemos aumentar de forma segura los niveles de glutatión? La literatura médica está llena de artículos que describen su función en el cáncer, las enfermedades cardiacas e infecciosas, los problemas de los pulmones e incluso el proceso de envejecimiento mismo. Muchos expertos opinan que el hecho de aumentar el GSH ha sido muy subestimado y que esta estrategia se convertirá en algo tan popular como tomar multivitaminas diariamente. ¿Cómo se puede aprovechar al máximo esta sorprendente molécula?

El suero, una fracción proteínica de la leche, se encuentra cargado de los precursores del glutatión. El problema, como en el caso de los huevos y la leche, es que el calor destruye la habilidad de estas proteínas para aumentar el glutatión eficientemente. El otro aspecto negativo del suero es que puede contener ciertas cantidades de grasa y lactosa, elementos prohibidos para muchos individuos. Además, la gran mayoría de la proteína de suero en el mercado ha sido sometida a diversos procesos de pasteurización que, si usted recuerda sus cursos de biología de la secundaria, es una forma de calor. No obstante, hay una solución para este problema.

Los bloques constructores del glutatión son muy frágiles pero se han desarrollado ciertas técnicas para extraer estas valiosas proteínas. Los investigadores de la universidad McGill habían empezado a investigar estos precursores del GSH desde los años 80. El equipo de investigación original, dirigido por el Dr. Gustavo Bounous con el tiempo formó una empresa privada para desarrollar y comercializar estos bloques constructores del glutatión y adoptaron la marca registrada de “Immunocal” para su formulación posterior y actualmente continúan mejorando el producto

GLUTATIÓN: “SISTEMA DE DEPÓSITO DE DESECHOS TÓXICOS”

El sistema de enzimas GSH se encarga de eliminar cientos de toxinas, incluyendo metabolitos de drogas, contaminantes, cancerígenos y daños provocados por la radiación. No es de sorprender que las mayores concentraciones de GSH se encuentren en el hígado, principal órgano desintoxicante del cuerpo. Diariamente inhalamos e ingerimos toxinas naturales y sintéticas y no hay forma de que podamos evitarlas, especialmente en estos tiempos de tecnología, ciudades contaminadas y congestionadas y con nuestros abastecimientos de alimentos bio-modificados. Algunos estudios experimentales han demostrado que los niveles bajos de glutatión llevan a una función deficiente de los riñones y el hígado que dan como resultado altas cantidades innecesarias de toxinas que circulan a través de nuestro cuerpo. A su paso, dañan constantemente células individuales y órganos. La lista de toxinas eliminadas incluye el humo del cigarrillo, las emisiones de los automóviles y los metales pesados. Los médicos generalmente utilizan medicamentos para elevar los niveles de glutatión en enfermedades críticas como las sobredosis de acetaminofén y las fallas hepáticas fulminantes.

REDUCCIÓN DEL GLUTATIÓN

Nuestro cuerpo se encuentra diariamente expuesto a factores que disminuyen nuestros niveles de glutatión: El estrés, la contaminación, la radiación, las infecciones, los medicamentos, las dietas no balanceadas, el envejecimiento, las lesiones y la fatiga. Todo esto contribuye a la reducción del glutatión que a su vez nos lleva hacia el envejecimiento, la enfermedad y la muerte. “La preocupación por mantener nuestros niveles de glutatión pronto se va a encontrar a la par con otros temas para el mantenimiento de la salud. Dentro de poco, las personas estarán aumentando sus niveles de glutatión de la misma forma que toman sus suplementos vitamínicos todas las mañanas”, afirma el Dr. Bounous.

La ciencia de glutatión

Patricia A.L. Kongshavn, Ph.D
Antigua Profesora: Departamento de Medicina, Universidad McGill, Montreal, Canadá

El glutatión es una pequeña molécula que se encuentra en casi cada una de las células. No puede tener acceso directo a casi ninguna célula y por lo tanto debe ser producida dentro de cada una de ellas a partir de sus tres aminoácidos constituyentes: glicina, glutamato y cisteína. El porcentaje en el que se puede producir el glutatión depende de la disponibilidad de la cisteína, misma que es relativamente escasa en los alimentos. Además, la molécula de la cisteína contiene una porción con sulfuro que proporciona a toda la molécula del glutatión su ‘actividad bioquímica’; es decir, su habilidad para realizar las siguientes funciones de vital importancia: En primer lugar, el glutatión es el antioxidante principal producido por las células, protegiéndolas de los ‘radicales libres’ (‘radicales del oxígeno’, ‘oxirradicales,). Estas sustancias altamente reactivas, si se dejan sin atender, dañan o destruyen los componentes principales de las células (p. ej. membranas, ADN) en cuestión de microsegundos. Los oxirradicales se generan en los miles de mitocondrias que se encuentran dentro de cada célula, en donde, utilizando el oxígeno, se queman los nutrientes como la glucosa para producir energía. (Se puede decir que la mitocondria es como las baterías que proporcionan la energía para que funcionen las células). Los oxirradicales también se producen de los contaminantes, la radiación UV y otras fuentes. Además, el glutatión recicla otros antioxidantes conocidos como las vitaminas C y E, manteniéndolas en estado activo. En segundo lugar, el glutatión es un agente desintoxicante muy importante habilitando al cuerpo a deshacerse de las toxinas y los contaminantes indeseables. Forma un compuesto soluble con las toxinas que después es secretado a través de la orina o el intestino. El hígado y los riñones contienen grandes cantidades de glutatión ya que son los órganos más expuestos a las toxinas. Los pulmones también son ricos en glutatión en parte por esta misma razón. Muchos químicos, metales pesados, metabolitos de los medicamentos, etc. que provocan el cáncer son eliminados de esta forma. En tercer lugar, el glutatión juega un papel crucial en el mantenimiento del balance normal entre la oxidación y la anti-oxidación. Esto, a su vez, regula muchas de las funciones vitales de las células tales como la síntesis y reparación del ADN, la síntesis de las proteínas y la activación y regulación de las enzimas. En cuarto lugar, el glutatión es necesario para realizar muchos de los intrincados pasos de la respuesta inmunitaria. Por ejemplo, es necesario para que los linfocitos se multipliquen para desarrollar una respuesta inmunitaria resistente y para que los linfocitos ‘destructores’ sean capaces de destruir células indeseables tales como las células cancerígenas o células vitales infectadas. La importancia del glutatión no puede ser sobreestimada. Tiene múltiples funciones como se ha indicado y, de hecho, al examinar cada sistema u órgano más detalladamente, la necesidad del glutatión se vuelve más evidente. Los valores del glutatión disminuyen con la edad y se puede observar que los valores más altos en las personas mayores se encuentran relacionados con una mejor salud subestimando la importancia de esta sorprendente sustancia en el mantenimiento de un cuerpo saludable y con buen funcionamiento.

Referencias: Lomaestro B., Malone M. Glutathione in health and disease: Pharmacotherapeutic Issues Ann Pharmacother 29: 1263-73,1995

Glutatión: La “Droga Natural” sin descubrir

Patricia A.L. Kongshavn, Ph.D
Antigua Profesora: Departamento de Medicina, Universidad Mc Gill, Montreal, Canadá

Un reciente comunicado de prensa emitido por las CBS resaltaba la necesidad de un “medicamento universal o que sirva para todo” que sea capaz de combatir cualquier germen o químico tóxico emitido por las fuerzas hostiles. En general, la idea era reforzar las defensas que ya poseemos, en particular las del sistema inmunitario con el fin de combatir las enfermedades y el cáncer. La CBS hizo una breve mención de dos sustancias, la cisteína y el glutatión que merecen una atención mucho más amplia. El glutatión es una sustancia clave que se encuentra en cada célula de nuestro cuerpo y que pudiera pasar como un “medicamento universal naturalmente producido” ¡y sin efectos secundarios adversos! Es el antioxidante celular más importante, que neutraliza los “radicales libres” que de otra forma dañarían o destruirían las células. Durante el metabolismo, cuerpo produce radicales libres y bajo cualquier forma de estrés, tal como intoxicación química o infecciones bacteriológicas, el cuerpo genera muchos más. Si el abastecimiento de glutatión no es suficiente, estos radicales libres pueden arrasar con las células. La exposición a la radicación solar o de otras fuentes puede también resultar en la producción de radicales libres altamente reactivos que nuestros cuerpos necesitan eliminar. El glutatión también es principal agente desintoxicante de nuestro cuerpo; convierte las sustancias químicas dañinas (toxinas) en productos indefensos que el cuerpo puede eliminar fácilmente. Tales químicos incluyen sustancias cancerígenas, metales pesados, herbicidas, pesticidas, humo y otros contaminantes. De esta forma, el glutatión proporciona una importante protección contra muchos de los elementos peligrosos del medio ambiente. Para este propósito, el hígado es particularmente rico en glutatión y el sistema inmunitario es nuestra principal defensa contra las infecciones. Una vez más, el glutatión juega un papel de vital importancia ayudando al sistema inmunitario a funcionar óptimamente, algo que no podría ser posible si los niveles de glutatión se encontraran muy bajos. Por ejemplo, las células del sistema inmunitario (los linfocitos) no se podrían multiplicar de la misma manera, no podrían producir tantos anticuerpos y no podrían eliminar tantas células indeseables, como las cancerígenas o las infectadas con virus. La deficiencia de glutatión también puede afectar otros sistemas y órganos tales como los pulmones, el sistema nervioso y el aparato digestivo. Se ha comprobado que existen varios desórdenes médicos asociados con la deficiencia de glutatión; esto incluye debilitamiento por el cáncer o el SIDA, algunos desórdenes intestinales, enfermedades pulmonares, síndrome de sobre-entrenamiento en los atletas y trauma. Además, al aumentar nuestra edad, los niveles de glutatión bajan lo que sin duda explica, parcialmente, la menor resistencia de las personas mayores a las enfermedades. El glutatión es una proteína muy pequeña producida en el interior de las células a partir de tres aminoácidos obtenidos de nuestros alimentos o de suplementos. Uno de los tres aminoácidos, la cisteína, da sus propiedades antioxidantes y desintoxicantes al glutatión. Este aminoácido es relativamente escaso en los alimentos y puede llevar a deficiencias de glutatión, incluso en personas saludables. Por ejemplo, un estudio demostró que al consumir un producto rico en cisteína como el Immunocal, los valores de glutatión aumentaban en un 35.5% en los linfocitos de jóvenes adultos normales (ver referencia abajo). Se ha documentado muy bien el hecho de que el glutatión que se vende como suplemento dietético es básicamente destruido durante el proceso digestivo y por lo tanto es de poca utilidad para el cuerpo. La cisteína misma es tóxica y sufre la misma suerte que el glutatión a menos que sea químicamente modificada. Los médicos utilizan la acetil-cisteína N como suplemento pero tiene ciertos efectos secundarios desagradables, incluso en dosis moderadas. Por lo tanto, la mejor fuente para suplementar el nivel de cisteína son los alimentos ricos en cisteína. Se encuentra normalmente presente en los alimentos como la forma estable, cistina (2 moléculas de cisteína enlazadas). Nuestro cuerpo digiere, absorbe y transporta la cistina hasta las células en las que se separan y se convierten en cisteína. Visto que el calor o el estrés mecánico divide fácilmente la cistina en cisteína (y ésta es destruida por el proceso digestivo), los alimentos crudos y sin procesar o suplementos alimenticios especialmente altos en cisteína bioactiva (cistina) realmente constituyen la mejor fuente de este aminoácido vital. Hace sesenta años, Florey y Fleming revolucionaron el tratamiento médico de las infecciones con el descubrimiento de los antibióticos que actúan contra un amplio rango de bacterias. El glutatión, un “medicamento natural” tal vez de la misma manera pueda aportar una significante contribución para que podamos defendernos nosotros mismos contra el creciente número de peligros biológicos y químicos a los que nuestra sociedad tiene que enfrentarse en estos días.

 

Recibe más información actualizada del producto, las diferentes enfermedades en que ayuda,  ¡como te puede salir gratis! , revista mensual de la salud

POLITICAS DE PRIVACIDAD

Deja un comentario